Marrakech | Rutas por Maruecos | Babel Aventura
Marrakech, la perla del sur

Marrakech

La perla del sur
Conoce la ciudad | Qué visitar en Marrakech

Marrakech es una de las ciudades imperiales más importantes, destino para gran número de turistas españoles, europeos y de todo el mundo. Son muchas las particularidades que la distinguen, entre otras, los zocos: mercados en donde el regateo es una de las señas de identidad.

En Marruecos, las ciudades majzén son aquellas consideradas imperiales. Estos enclaves urbanos han ido enriqueciéndose con el paso de las continuas dinastías, por lo que podemos considerarlas como ciudades privilegiadas.

Como muchos otros enclaves del país norteafricano, cada uno de los rincones están impregnados de historia, folclore y leyenda. El nacimiento de Marrakech es incierto, aunque se cree que en principio era un campamento militar instaurado por el líder almorávide Abu Bekr, cerca del año 1070. El sucesor de Abu Bekr, Yusef Ben Tachfin, es quien realmente comienza la modificación del oasis que suponía el primer enclave de la ciudad, convirtiéndola así en ciudad imperial.

El color rojo prolifera en las construcciones de la ciudad. La leyenda cuenta que la razón de esta particularidad, es que al erigirse la Koutobia (mezquita de Marrakech), de la ciudad comenzó a manar sangre, sangre que teñiría para siempre tanto las construcciones como la propia bandera nacional del país.

La ciudad imperial es considerada como una de los enclaves turísticos y culturales más relevantes de Marruecos. Sin embargo, para viajar y disfrutar de esta ciudad, hay que hacerlo en las mejores condiciones... y ello significa saber lo que debe y no debe hacerse.

Foto detalle ciudad de Marruecos
Foto detalle ciudad de Marruecos
Foto detalle ciudad de Marruecos
Foto detalle ciudad de Marruecos

En cuanto al transporte por la propia ciudad, hay opciones para trasladarse en calesas, mini taxis, taxis grandes... aunque lo cierto es que es una ciudad en la cual lo preferible es caminar y recorrerla a pie. Especialmente para las personas a quienes les gusta caminar, la medina o ciudad antigua guarda sorpresas en cada espacio; caminando, podrán aguzarse los sentidos y dejarse impregnar por los aromas de las especias, de los colores, los atuendos de los nativos, los reclamos de los mercaderes...

En cuanto a la medina, hay áreas vedadas al tráfico, de modo que será solo posible acceder a ella caminando; pero al respecto, hay que indicar que la ciudad antigua es muy intrincada. Su laberíntica distribución puede hacer extraviarse, llegar tarde a vuelos, a citas... En este sentido y como una de los primeros consejos que deben proporcionarse para visitar la ciudad sin sobresaltos, es hacerse con un plano de Marrakech, al menos de su parte antigua.

A pesar de lo dicho, hay muchos pasajeros que no desean caminar o desean visitar ciudades cercanas; para ello pueden recurrir a los petit taxi, a los coches de caballos y, también, a medios de transporte más tradicionales, como el autobús urbano. De cualquiera de las maneras, la visita a Marrakech es fundamental si el viajero desea conocer uno de los enclaves urbanos más importantes del norte de África.

Guía de viaje Qué ver y qué hacer en Marrakech

Las medinas son equivalentes a lo que en España o Europa entenderíamos por casco antiguo de las ciudades. En el caso de esta ciudad imperial, la medina integra muchos lugares interesantes además del tradicional zoco. Podemos nombrar el Palacio de Bahía, el Hospital Stork o las Tumbas Saadianas, entre algunos de los conjuntos arquitectónicos y culturales de mayor interés.

Uno de los monumentos inexcusables para los visitantes, es la ya mencionada Mezquita Koutoubia.

También la Madraza de Ben Youssef, así como la plaza de Jemaa-el-Fnaa son destinos urbanos imprescindibles para quien quiera extraer lo más grandioso de una de las perlas norteafricanas.

Por otro lado, hay que acordarse del cementerio judío. Se trata del cementerio judío más grande de todo el país. Situado cerca de la muralla de la ciudad, su acceso es gratuito, pero la costumbre al marcharse es ofrecer una donación. También es tradición el que los varones que acudan al cementerio vayan cubiertos con la kippah. Tradición, modernidad, sensaciones irrepetibles, multiculturalidad... todo ello estará al alcance de quien decida como destino Marrakech.

Marrakech da nombre a Marruecos. Marrakech es, en parte, la esencia de Marruecos: legendaria, hermosa e ineludible para los viajeros tanto "tradicionales" como aquellos que prefieren experiencias más excitantes.

¡Contrata ya tu ruta!
Tumbas Saadianas Madraza de Ben Youssef

Otros lugares que tienes que conocer...

Desierto de Merzouga
El desierto de Merzouga es uno de esos parajes inolvidables para el viajero, sobre todo por sus soberbias dunas.
Ouarzazate
Capital de la provincia del mismo nombre, Ouarzazate es parte de la región de Draa-Tafilalet. También se la conocen como la Puerta del Desierto.
Valle de las Rosas
El Valle de las Rosas está literalmente cubierto de rosas. Muchas hectáreas de rosales están a la vista de los visitantes que se decidan a explorar este lugar.